Logística

Cargas frías y el reto de su correcto funcionamiento

Las cargas frías representan uno de los eslabones más difíciles en el proceso logístico, la refrigeración o congelación es fundamental para alimentos, medicinas, material biológico, como medicina y sangre  e incluso para ciertos productos estéticos, en el envío de mercancía las empresas hacen hincapié en contratar transporte especializado que cumpla con las condiciones necesarias para que sus productos lleguen en perfecto estado hasta el último punto del proceso de logística, que sería el consumidor final. 

El deterioro de la mercancía puede representar grandes problemas para una marca: devoluciones, reclamos, demoras y sin duda la mala experiencia de adquirir un producto en mal estado perjudica la imagen de cualquier empresa; el tiempo perdido es un punto crítico para los comerciantes ya que también ha afectado el desempeño de sus colaboradores y con ello vienen retrasos y pérdidas monetarias que aunque se vean en primera instancia como cifras mínimas a la larga se traducen en montos gigantes que deteriora el capital de la compañía. 

Cuando hablamos de carga fría no sólo hablamos de la necesidad de un transporte adecuado sino también de una correcta manipulación por parte de los transportistas, el mal uso de los controles de refrigeración o desconocimiento, o la apertura y cierre de las puertas del vehículo son detalles que aunque parezcan inofensivos pueden representar el daño de un producto, al exponerlo a cambios bruscos de temperatura, contaminación cruzada o interferencia en su cadena de frío.

 

 

¿Cómo lograr una correcta cadena de frío?

JPara el correcto funcionamiento de la cadena de frío es indispensable conocer con énfasis el tipo de producto que tenemos y cuáles son los grados indicados de temperatura para su correcta conservación, ya que aunque hay productos que pueden ser del mismo tipo debido a sus componentes o procesos pueden requerir un estado de refrigeración diferente. Contar con un buen proveedor de logística también es crucial, un colaborador consciente, confiable y que tenga buen manejo de la mercancía garantizará que la misma tenga un buen desarrollo y correcto desenlace hasta el consumidor final, pero además de ello encontrar soluciones que sean rentables al presupuesto de la empresa y que aporten más beneficios que otros similares en su categoría.

La cadena de frío es un reto que cada día se presenta con más terreno por descubrir, queda de parte de las empresas que requieren este tipo de logística el considerar soluciones que sirven a corto, mediano y largo plazo y que faciliten sus procesos, disminuyan costos y no interfieran con el medio ambiente, con nuestro catálogo de productos todo esto es posible. 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.